eTestimonios

Gente de la calle que cree en Dios

25 marzo 2006

"Tranquila, ya he salido, ya puedes acabar de curarte"

Jaime Fermín Martínez Pando llegó al mundo hace seis años con 2,300 kilogramos de peso. Su madre, la gijonesa de 36 años Beatriz Pando, supo en el quinto mes de embarazo que padecía un cáncer de mama. Siguió tratamiento de quimioterapia en la CUN durante el embarazo.

-Dicen que las madres embarazadas se comunican con sus hijos, ¿qué se decían en aquellos momentos?
-Me encontraba tan mal que no estaba para cosas tan tiernas. Lo que sí sufría era porque el niño se movía mucho, y yo notaba que sus movimientos eran de sufrimiento. Él estaba pasando la quimioterapia conmigo, y el pobre no tenía culpa ninguna. Sabía que la placenta le protegía, pero pensaba: «¿Y si alguna célula cancerígena se cuela?». Tenía dudas, aunque los médicos me aseguraban lo contrario. Y tenía muchas ganas de que naciera porque no quería que sufriera por la quimioterapia.

-¿Cómo fue, tras los tratamientos, el parto?
- No tenía siete meses y me sobrevino. Lo habíamos planeado para que Guillermo López me asistiera, pero el niño no aguantó. El ginecólogo que me atendió en el Hospital de Cabueñes (Gijón), especialista en partos de alto riesgo, lo hizo muy bien. Fue horrible: sin epidural, sin anestesia, con un fallo en el riñón, taquicardias... Doce horas espantosas y por poco me tienen que hacer una cesárea. El niño era inteligente antes de nacer: el ginecólogo dijo que nació solo. Me lo pusieron encima, me miró y se apoyó en mí como diciendo «tranquila, ya he salido, ya puedes acabar de curarte».

-¿Qué sintió, después de todo, al tenerle en sus brazos?
-No se puede expresar con palabras. Lo sigo recordando y se me saltan las lágrimas. Maravilloso. Más cuando vi que estaba bien. Lo atendió el doctor Solís, un gran pediatra que se molestó en estudiar mi caso.

-Seis años después, con un hijo y el cáncer superado, ¿cómo es su vida?
-Absolutamente normal, que no vulgar. Me encuentro fenomenal. De salud, física y psíquicamente yo creo que mejor que antes, porque yo creo que las circunstancias de la vida o acaban contigo o te refuerzan.

-¿Piensa en más hijos?
-Sí. En noviembre me hice una mastectomía profiláctica del otro pecho, aunque no era necesaria. Quiero tener otro hijo y estoy en perfectas condiciones para conseguirlo. Soy una mujer normal y en edad fértil.


Fuente: Diario de Navarra
Sección Vida/Prolife

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home